Pessoas

Así es Bumble la app de citas donde sólo las mujeres pueden dar el primer paso

Conocer a locuras

Por ejemplo, en las clases de baile se crean grupos de WhatsApp, de Facebook, se planean quedadas, excursiones, escapadas a congresos de baile y a weekends de la propia escuela de baile, y por supuesto a bailar y todo eso, son oportunidades para conocer a personas, conectar con ellas y, quien sabe, forjar relaciones sanas y duraderas. Bailar es una magnífica forma de conocer a personas del mismo sexo y también de sexo contrario. Cuando sales a bailar puedes hacerlo solo o sola, no hace falta una pareja. El baile es sobre todo diversión. La sonrisa es consustancial al baile, y viene derivada del disfrute que produce.

Es posible que estés ‘ciego de amor’ y no veas las señales

Esta semana BBC Mundo publicó la biografía de Jamel Myles, un niño de esa misma edad que se quitó la vida en Estados Unidos, después de sufrir bullying por ser amanerado en la escuela de Denver, Arrebol, donde estudiaba. Eso es lo que explicó la madre del niño, Leia Rochelle Pierce, quien también afirmó que el pequeño le había contado que era gay hacía unas semanas y que estaba orgulloso de ell o. A raíz de esta historia, algunos de nuestros lectores manifestaron en redes sociales sus dudas sobre la expectación de que un niño de complexion temprana edad pudiera saber su cariz sexual. Por eso entrevistamos a dos psicólogos expertos en sexualidad, con el fin de arrojar un poco de luz sobre un tema complejo, empero definitivamente relevante. Esta es una pregunta difícil, porque hay una diferencia entre la orientación sexual y la filiación sexual. La orientación sexual generalmente se refiere a quién se siente atraído sentimental o sexualmente. La identidad venéreo se trata de cómo etiquetarte y pensar acerca de ti mismo como un ser sexual. La verdad es que la gente tiene estas experiencias dentro de un amplio rango de edad.

Salud sexual y consentimiento

Loco como las maracas de Machín, que diría mi abuela. Pues sí, se puede querer a dos personas la vez y no estar loco. Parece divertido, sí, pero os aseguro que no lo es tanto. De allí la paradoja de la elección. Porque hay que aceptar muchos riesgos como elegir mal, hacer daño al rechazado o quedarte al final sin nadie, cuando parecía que lo tenías todo. Pues no, no se puede, lo siento. Pero que te suceda esto dice mucho de ti.