Memorias

Irse a Trabajar en el Extranjero: Países para Emigrar

Conocer personas fuera del – 57880

Luego de comprar sus tiquetes en una agencia de viajes, buscó información en Internet y a través de sus amistades. No llevaba la carta de invitación original, solo una copia. Una vez en Madrid, su suerte no fue la misma. Como suele suceder en estos casos le asignaron un abogado de oficio, quien no le fue de gran ayuda. Así lo recuerda Marcela. Allí permaneció, junto a otros pasajeros que tuvieron su misma suerte, hasta el momento en que encontraron otro vuelo disponible para regresarla a su país. Antes del viaje, él realizó varias llamadas a migración, para asegurarse de que cumplía con todos los requisitos.

Pasar migraciones en Europa: Cómo evitar que nos denieguen el ingreso

Fue lo primero que Catalina escuchó al presentarse en una entrevista para trabajar en una aerolínea colombiana. Pero ella no podía mentir. Junto a ella estaban niñas, la mayoría con sus uniformes de azafata. Catalina no tenía experiencia asistiendo vuelos. Hacía unos días había regresado de Inglaterra, donde se dedicó a estudiar inglés y a trabajar en hoteles.