Memorias

Gigolos en Barranquilla

Quiero conocer chicas Brasilia – 21971

La idea de hacer este pequeño libro nació pensando en mis cuatro hijos y mis nietos que, al momento de escribir este prólogo, ya son tres. En realidad, el libro no sólo surgió pensando en ellos. Fue escrito para ellos.

Clinica veterinaria

Apuñalan al ultraderechista Bolsonaro, favorito para las elecciones de Brasil Sería incapaz de amar a un hijo homosexual. Prefiero que un hijo mío se muera en un accidente a que aparezca con un bigotudo por ahí. Sus seguidores le apodan Mito, pero en su trayectoria vital no abundan las gestas heroicas.