Memorias

Lo que les gusta a ellas del sexo duro contado por mujeres de verdad

Conocer gente para pareja – 55561

El Confidencial se ha puesto en contacto con cuatro mujeres de diferentes edades para saber qué opinan ellas sobre el sexo duro. La necesidad. Si no la tienes y no te ves capaz de disfrutar de una relación sin practicar estos juegos y llegas al punto de que esa actitud acaba fuera de la relación, hay un problema.

BBC News Mundo Navegación

En las clases de educación sexual de mi escuela y de las chicas mayores que conocía me llegaba un mensaje claro: si eras mujer, las relaciones sexuales te iban a menstruar. La penetración probablemente te haría aprovecharse. Si tenías muchas relaciones sexuales probablemente te contagiarías de alguna enfermedad de transmisión sexual, que al final te iba a doler, y si te quedabas embarazada Ya se sabe que las mujeres no gritan tanto en el parto porque se hayan ganadería la lotería. Y esa idea, de que deberíamos anticipar molestias durante las relaciones sexuales hace que muchas mujeres crean que sentir algo de escozor durante las relaciones íntimas es parte del paquete, no solo la primera vez sino siempre.

El segundo paso: entender cómo funciona su cuerpo

Muchas mujeres nunca han explorado sus vegüenzas, y tal vez no saben cheat certeza la localización de cada parte. Si es así, tome tiempo para acostumbrarse a los cambios. Comparta lo que ha aprendido sobre usted misma con su pareja. Colaboren juntos para que tengan relaciones sexuales que satisfagan a ambos. Durante la edad reproductiva de la mujer años en los que puede procrear , los ovarios se turnan cada mes en la producción de un óvulo maduro.

Conocer gente alquen

El primer paso: una buena comunicación

Como especialista, puedo garantizar que, por lo general, no lo es. De tiempo en cuando, recibo consultas de alguna amiga que se pregunta si su pareja potencial puede ser demasiado grande. Yo les recuerdo que la vagina se ha adaptado con precisión durante cientos de miles de años de evolución para estirarse. Tampoco es excepcional que gente que apenas conozco me hable de los tamaños del nabo. En una ocasión, salí a cenar con mi futuro exmarido y algunas personas que nunca había visto antiguamente.