Encuentros

Orígenes del speed dating y los pioneros del Speed Dating en Madrid

Speed dating travesera

Siete minutos pueden dar para muchas cosas. Entre ellas, conseguir pareja, trabajo y financiación. Pasa desde simplemente conocer a gente, hasta encontrar —o dar— trabajo, o impulsar un proyecto. El escenario, eso sí, no varía: suele tratarse de un bar o un local. O un tercero. En España, sin embargo, no llegó hasta el año

El Speed Dating en España y en Madrid

Y, por supuesto, ya venías con cierta preparación a la cita: te habían contado algunas cosas sobre tu alusión, habías oído hablar de él o ella y para quedar ya habíais hablado por teléfono. La parte negación, es que todos tus amigos se enteraban de que habías tenido una cita a ciegas. Corría la berrido en cuestión de horas. Te habían atormentado con llamadas y consejos durante días. Pero lo peor era el día después. El día posterior a la cita todos querían saber cómo había ido, tenías que detallar cada minuto de la cita, y lo que es peor, confesar si había habido feeling, y si ibais a volver a quedar o no.

Super Dating Blog

Personas solas singles buscan pareja. Acuden a un local. Tienen entre cinco y siete minutos para hablar, preguntarse, mirarse, conocerse. Pasado ese tiempo suena un gong y hay que cambiar de mesa. Al final, cada uno anota el nombre de quien le ha gustado y, si hay coincidencia, se produce el intercambio de teléfonos. A partir de ahí la historia ya es anónima, y privada.