Encuentros

Alquimia sexual: energía para el cuerpo y la mente

Conocer chicas virgenes – 50156

El primer estudio en investigar la actividad cerebral de los adictos al sexo ha descubierto similitudes con aquellos que sufren de adicción a las drogas. Cuando en el famoso actor Michael Douglas fue admitido en una clínica de rehabilitación, las causas de su internamiento llamaron la atención sobre un concepto hasta ese entonces novedoso: la adicción al sexo. Pero existe una polémica sobre si la gente puede volverse adicta a los comportamientos sexuales, incluido ver pornografía. El estudio mostró que se activaban los mismos centros de recompensa que los que se activan en el cerebro los de los adictos a las drogas cuando ven su sustancia predilecta. Dos de los hombres que participaron en el estudio habían perdido su empleo tras consumir porno en el lugar de trabajo, y cuatro de ellos dijeron que la pornografía era una forma de evitar las agencias de prostitución y los fetiches. Luego compararon los resultados obtenidos entre gente que reporta un comportamiento sexual compulsivo y personas sanas.

Consejo: Acude a sesiones de Reiki y de limpieza áurica con cuarzos.

Es innata. Ahora, piensa. Como cualquier otro tipo de energía, la sexual denial es una energía infinita. Por eso debemos aprender tanto a cultivarla como a gestionarla a nuestro favor. La energía sexual se acumula en los genitales, puede expandirse por todo el cuerpo y las tradiciones orientales da igual si hablamos de Tao o de Tantra enfatizan mucho su importancia en la vida.