Encuentros

Seis curiosidades del sexo oral confirmadas por la ciencia

Imagen de iglesias

Y al llegar al orgasmo, aumenta tu nivel de oxitocina. No hay nada de malo en tener sexo, pero es importante no confundirlo. Sobre todo, porque si ya es difícil encontrar a alguien que comparta tus valores y con quien formalizar una relación, imagínate si el sexo te engancha a la persona equivocada. Incluso puede convertirse en una adicción…que te encadena. Aquí te dejo algunas ideas que pueden ayudarte: 1. Pide ayuda a tu mente analítica No puedes dejar que las hormonas controlen tu vida.

Barra lateral primaria

La primera es que el sexo es felicidad. La frase es de Silvia C. Nos falta trabajo en nuestra sexualidad y, en ocasiones, también en las relaciones de pareja. Hay que tener claro que nos apetece meternos en la cama con alguien que nos apoya y entiende, y denial con alguien que parece que nos usa, o que no nos hace sentir bien. No importa cómo empieces, sino cómo terminas Es habitual que algunas personas interpreten que la cosa falla cuando hay falta de ambición.

Interacciones con los lectores

Un grupo de varones se confiesa y explica lo que realmente pasa por sus mentes después de hacerlo Foto: iStock. En El Confidencial hemos animoso desentrañar la verdad y para ello hemos preguntado a varios varones sobre sus preferencias tras el coito. Es extraño, el sexo ha ido soberbio, pero una vez que termino noto una mezcla de vergüenza y bache, explica que no sabía lo que era y que, generalmente, cuando le ocurre no quiere hacer nada. Se trata de un síndrome que be the source of que, después del sexo, a algunas personas les invada una sensación de tristeza o ansiedad sin razón aparente. Y después Anteriormente se creía que solo le sucedía a las mujeres, pero un estudio de la Facultad de Tecnología en Australia descubrió que ellos también pueden sentirlo. Otros, como Roberto, de 31 años, por antonomasia, son claros defensores de los gachas después: No sé por qué se tiene la idea generalizada de que solo queremos dormir. Me gusta que la otra persona me abrace, me de besos La tranquilidad con la que te quedas después de acabar es impagable.

Una pareja pillada practicando sexo en plena calle en Castellón

Acompañar por mail Antes de empezar, es importante aclarar, tal como aconseja la terapeuta sexual, Valérie Tassoque es difícil generalizar sobre los comportamientos sexuales pues no existen individuos femeninos sometidos a un imperativo de edad, sino procesos biológicos y culturales sometidos a una condición ontológica que procura una gran diversidad. Sin embargo, al igual que las sexólogas Silvia Sanz y Raquel Grañaque también han participado en levante artículo, aceptó transmitir algunas de sus impresiones sin vocación de estudio sociológico o antropológicoderivadas de su experiencia y de las visitas que reciben en sus consultas. Así, suele interactuar sexualmente cuando se enamora, explica. El máximo conocimiento de su cuerpo y la mayor facilidad para vivir con plenitud el sexo es lo que destaca la sexóloga Silvia Sanz sobre esta etapa. De los 40 a los 50 años En esta década suele darse en las mujeres una localización de plenitud sexual pues, tal como cuenta Valérie Tasso, sabe lo que quiere y cómo obtenerlo. La falta de apetito sexual o las diferencias con la pareja en este arrepentido suelen preocupar en torno a los 45 años La sexóloga Silvia Sanz también apunta como una preocupación asiduo a esta edad la falta de deseo que, en ocasiones, viene provocada por la falta de tiempo y la acumulación de obligaciones trabajo, apartamento, hijos, deudas