Encuentros

Mi hijo adulto toma decisiones equivocadas: ¿debo intervenir?

Conocer gente de – 18988

Espero coincidir pronto en otra fecha. Un abrazo. Pensé que me aclararía algo este artículo. También recuerdo yo las argumentaciones que daba a mis padres y no hemos evolucionado nada.

Y ¿por qué nadie habla de la etapa de los 4 años?

Sitly utiliza las siguientes cookies:. Google Optimize se utiliza para realizar un acompañamiento de tu participación en las pruebas del sitio web, como resultado podemos crear experiencias web óptimas. Hotjar nos permite medir y observar el actitud del usuario clics, posición del arrow, altura de desplazamiento, pulsaciones del teclado, etc. Para evitar que Google Analytics utilice su información, puede instalar http: Para evitar que Hotjar utilice su información, haga clic aquí. También realizan funciones como evitar que el mismo anuncio aparezca continuamente, asegurando que los anuncios se muestren correctamente y, en algunos casos, seleccionando el anuncio basado en tus intereses.

7 lugares para conocer gente : más allá de las apps de citas - 19/09/ - dating

Bet estas situaciones, se plantea la achares de si los progenitores deben operar o si, por el contrario, han de mantenerse al margen. Antonio tiene cuatro hijas, de 25, 30, 31 y 32 años, y reconoce que te cuesta un poco verlas como mujeres adultas. Luego lo pienso y yo a su edad ya tenía tres hijas. A veces, matiza. Por eso, en su opinión, si lo que quieres es ayudar, tienes que ofrecer disponibilidad sin intervenir, porque a veces una ayuda no requerida, molesta. No obstante, indica que ella lo hace siempre de adulto a maduro y no dentro de un contexto de protección madre-hija.

Artículos relacionados

Si lo que puede llevar a desatar una rabieta con 2 años es la falta de recursos y estrategias en el lenguaje a la hora de comunicarse y comprender, a los 4 años puede ser otro el motivo que la desencadene. Como adultos, nuestro papel es el de escoltar y dar ejemplo. Su capacidad de comprensión y expresión comunicativa ya es mayor y por lo tanto, podemos y debemos dialogar mucho con ellos y ellas para que comprendan e integren herramientas funcionales y adecuadas. Debemos tener en cuenta que nuestros hijos e hijas necesitan tiempo con nosotras y nosotros para empaparse de estrategias. La mayor parte de lo que los niños y niñas son es lo que ven e integran del ejemplo de sus modelos a acompañar.

Buscar mujeres solteras en Nicaragua

Empero lo que nos debe quedar claro, es que gritar no es un recurso educativo adecuado, ni para el hijo ni para los padres. Únicamente son excusables, cuando de forma instintiva les utilizamos ante una amenaza o peligro en el que nos vemos envueltos o bien puede afectarles a nuestros hijos. La labor de los padres es agotadora en ocasiones para conseguir que obedezcan, pero dependen de la constancia, y no de los gritos, el que lo consigamos de forma correcta. Esto debe tenerse en cuenta para valorar sus actos, e intentar, siempre de forma relajada, alargar su punto de vista al nuestro y viceversa. Utilizad esto en vuestro favor. La permisividad y la abulia tan poco son buenos ayudantes. Sigo pensando que gritar a nuestros hijos es algo completamente habitual; eso ha hecho precisamente que lo consideremos como normal, cuando no lo es.