Citas

AMOR PROPIO

Citas sobre los 40 – 21488

Esa fue la pregunta que un grupo de estudiantes, varones y mujeres, le hicieron a extraños del sexo opuesto, como parte de un experimento realizado en el campus de la Universidad Estatal de Florida, en Estados Unidos, en Los resultados causaron asombro: tres de cada cuatro hombres respondieron que sí a la propuesta. En cambio, ni una sola mujer aceptó. Las conclusiones de los expertos fueron contundentes: el experimento claramente había demostrado las diferencias en las actitudes femeninas y masculinas hacia el sexo casual y confirmado un antiguo estereotipo sobre los sexos. Ese estudio dio los mismos resultados que siempre: ni una sola mujer aceptó tener sexo casual con un extrañoa contramano de la mayoría de los hombres. Pero a pesar de que las conclusiones del experimento parecen indisputables -se trata de uno de los pocos estudios sociales en los que nadie cuestiona los resultados- han surgido algunas voces, sobre todo femeninas, que consideran que se trata de un malentendido. Pero dicen que eso no significa que no les guste el sexo casual. Aseguran que la explicación de los resultados no es biológica, sino cultural.

BBC News Mundo Navegación

Regístrate o inicia sesión para seguir tus temas favoritos. Silvina Prieto y Gerardo Giampietro empezaron su relación por Tinder. Todavía recuerda la primera vez que pisó una discoteca después del divorcio: se deprimió tanto que se fue. Al filo de los 50, el sociólogo Gustavo Sprei había terminado un matrimonio de 24 años y experimentaba las primeras salidas de soltero.

Accessibility links

Un gran avance, pero, al mismo tiempo, un gran problema. Su mujer le contestó después de unos segundos, poco resentida. La crisis matrimonial, al abierto en internet.

Ahora las ‘apps’ de citas les apuntan a los maduros

Si hablamos de sexo desde el punto de vista de un hombre seguramente lo mejor es recurrir a un experto estudioso del tema como Forest Allen. El cineasta siempre ha oral del tema abiertamente. El resto de los humanos lo pensamos, pero Allen lo dice y con una lúcido ironía a la que pocos llegan. Otra de las cosas que les irrita es que la pareja denial pare de hablar de cosas que al otro no le importan abundante en ese momento. Pero tampoco es bueno irse al extremo contrario: los exageradamente comunicativos que van avisando cada próximo paso pueden poner nervioso a la pareja. Esto, por supuesto, es igual para ellos que para ellas.