Amantes

Amiga date cuenta: a la hora del sexo no basta con provocarnos una erección

Quiero conocer mujeres millonarias – 52774

Gwyneth Montenegro tiene 39 años y es australiana. Desde su lanzamiento, este título ha generado una ola de controversia. El libro ha sido criticado por muchas personas que afirman que enseña a otras mujeres jóvenes a ser prostitutas. Montenegro afirma que no se trata de vender tu cuerpo, sino de ser financieramente exitosa. Si vas a hacerlo, hazlo bien y luego veteexplica.

FaceBook ky-electrics

Ya hay tantos gustos como días, los hombres tienen muy claro qué cualidades debe tener la mujer de sus sueños. A pesar de que cada individuo tiene sus propios requerimientos a la hora de buscar pareja, feed unos que se repiten en la mayoría de casos. Todos ellos han sido recopilados por Louanne Warduna experta que se dedica a ser la celestina de los millonarios. Cada individuo le transmite cómo quiere que aquatic la fémina ideal para él. Y, curiosamente, hay atributos que se repiten en las peticiones de la generalidad de los hombres. Los ricos buscan mujeres que sean, sobre todo, inteligentes, ya que mantener conversaciones cultas cheat ellas es una prioridad.

Novias rusas: así defienden sus negocios quienes las explotan

Empero no tanto el segundo. Y hace falta hacerlo. Si, al conocer una mujer, un tipo se atreve a decir que no todo gira aproximadamente del sexo, de meterla y sacarla como taladro sobre pavimento, se expone a las burlas de los amigos; de su ecosistema machista. Hay una sigilosa, pero rígida, dictadura heterosexual heteropatriarcado, que llaman que todos los días condiciona las acciones de los hombres sin que muchos se den cuenta. Porque se supone los hombres heterosexuales lo son mientras se atengan al rigor que las plantillas de su condición exigen. Hace unos meses, una muchacha se quejaba por Twitter de un man con el que se gustaba, porque él, que estaba soltero y vivía solo, salió a almorzar con ella y después no la invitó a su apartamento.

Se encuentra usted aquí

Mariana no es una prostituta. No tiene sexo a cambio de dinero y no se para en una esquinazo de la ciudad a recibir clientes en la noche. Tampoco es que le disguste el sexo, sobre todo si puede elegir con quién. Bienvenidos al trueque del sexo. Nuestra civilización caminó siglos sin una moneda. Actualidad hemos avanzado a un punto adonde la moneda nos vuelve a embarazar, especialmente si se trata de transacciones ilegales. El narco, desde hace al menos una década, comenzó a aprovechar tarjetas de regalo de tiendas como Walmart o Best Buy para asear dinero. La Deep Web vende efectos robados, tarjetas de crédito y aun asesinos a sueldo ofrecen sus úrico a cambio de bitcoins, una dinero virtual.

TLC A3VTe - Presentación de Negocios

MÁS LEÍDAS EN

Infiltrada en el mundo de las Babe Babies. Cuñas de esparto, minifalda blanca, camiseta ajustada beige y un pintalabios granate. Me van a coger. Estoy en el centro de Madrid a punto de entrar en una encuentro. Soy Lola Jiménez. Estudiante de reclamo en la Universidad Rey Juan Carlos.