Aficionados

Hombres explican con todo detalle por qué no comen coños

Formas de conocer – 40335

Inicia sesión o Regístrate en Yonkis para comentar Ordenar por votos. Y el próximo tutorial… cómo chupar una polla. Protagonizado por p3lirrojo, que de eso sabe un montón. Quiero probar un poco con Pamela y ya me dicen si lo estoy haciendo bien, que sólo con parte teórica no sirve. Menos mal que es un cunnilingus y no un rabilingus. Te puede destrozar el rabo con ese aparato dental y dientes.

Share This Article

Por Perséfone6 de Marzo del en Bad Topic. Hay tias que son unas rayadas de la vida y les da cosa que le coman el coño o se sienten incomodas entretanto se lo comes. Comunidad Meristation Bad Topic Una chica enseña a almorzar el coño merece la pena grin Una chica enseña a comer el coño merece la pena leer Publicaciones recomendadas. Perséfone Vegeta Publicado 6 de Marzo del Publicado 6 de Marzo del

Psicología

Tenéis que ganaros su confianza. Tenéis que ser tiernos, dulces y cariñosos denial quiere decir empalagosos, no tiene carencia que ver. Así que adoradlo.

Publicaciones recomendadas

Todas las respuestas que aparecen en levante tema hablan de experiencias individuales de las mujeres que nos han acción llegar sus consejos. Mentir con que tienes condones y luego pretender adeudar sexo sin ponértelo es tristemente asiduo, Pijotita. O mejor dicho: me molesta que el condón sea una disyuntiva y no una norma, Celeste. Mi novio no concibe que tengamos amor sin una mamada y ser consciente de ello a veces hace que no me apetezca.

1 Límpiate la boca después

La semana pasada publicamos un artículo en el que sexólogos nos explicaban por qué algunos hombres se niegan a comer coños. Pero para nosotras lo verdaderamente importante era escucharlos a ELLOS y entender, si se puede, por qué hay una clase de hombres que niegan este placer tan cierto a las mujeres con las que se van a la cama. A modo de reclamo nos lanzamos al vacío de Twitter prometiéndoles confiable anonimato y no juzgarles pasara lo que pasara. Y así han ido saliendo unos pocos hombres, como caracoles, levantando tímidamente la mano y agachando la cabeza. A ver, hablando de coños: obviamente sí, he comido coños en mi vida, pero yo soy congruo pijito en eso y siempre he dicho que si encuentro una asistenta que me gusta y a la que me apetece comerle el concha significa que puede convertirse en mi novia.